Todos sabemos lo que es la pensión de viudedad y en el anterior artículo hablamos de los requisitos generales para tener derecho a ella. Pero, ¿qué es la pensión compensatoria y qué relación tiene con la de viudedad?.

La pensión compensatoria, la regula el art. 97 del Código Civil, para los casos de separación y divorcio, y establece que los cónyuges entre sí pueden generar un derecho a pensión (del esposo/a) siempre que la separación de estos produzca un desequilibrio (económico) entre las partes y ello implique un empeoramiento en su situación anterior en el matrimonio. El ejemplo típico seria un marido con una profesión u oficio y una ama de casa, la pensión compensatoria en este caso sería con carácter indefinido (hasta el fallecimiento, o en caso de nuevo matrimonio o pareja de hecho) pero también se puede establecer de carácter temporal o incluso en una prestación única, ello se determinará en el convenio regulador (si es de mutuo acuerdo) o en la Sentencia teniendo en cuenta una serie de factores como la edad, la dedicación a la familia, la posibilidad de empleo, etc.

Para que los cónyuges separados o divorciados tengan derecho a la pensión de viudedad la ley exige (Ley General de Seguridad Social) que estén cobrando (o sean acreedoras) la pensión compensatoria en el momento del fallecimiento del causante.  Además el importe de la pensión compensatoria es el que va a determinar el importe de la pensión de viudedad, así dice el art. 174 “en el supuesto de que la cuantía de la pensión de viudedad fuera superior a la pensión compensatoria, aquélla se disminuirá hasta alcanzar la cuantía de esta última”.

Se contempla una excepción para la mujeres víctimas de violencia de género, las cuales podrán cobrar la pensión de viudedad sin tener que acreditar que tenían pensión compensatoria.

Por último se regula el supuesto de varias viudas/os  con derecho a pensión, ésta será reconocida en cuantía proporcional al tiempo vivido por cada uno de ellos con el causante, garantizándose, en todo caso, el 40 por ciento a favor del cónyuge superviviente (o pareja de hecho).

 

Por ello en determinados casos y circunstancias es conveniente recoger ese derecho a pensión compensatoria (siempre que haya desequilibrio) para poder generar el derecho a viudedad, sobre todo en matrimonios que se separan ya con una cierta edad, aunque afortunadamente tenemos también la opción de la pensión no contributiva de invalidez o jubilación para personas que no tienen cubierto periodo de cotización suficiente.

Share